Última publicación

La cruz

Esto como se come. Esta cruz por motivos varios del destino, la tengo fotografiada desde todos los ángulos cuando he salido para fotografiar en larga exposición. Hay algo que hace que por este lugar pase en estos paseos en algún momento, bien al empezar, como estoy de camino hacia algún sitio o porque termino en este punto mi ruta. El lunes os comentaba que había visto pájaros en las fotos de este paseo que hice en larga exposición con exposiciones a quince segundos la que menos tiempo tenía. Pues bien, aquí dejo una prueba. La mancha negra que aparece arriba a la derecha es un pájaro, no es un rama de árbol ni cualquier otro artefacto de la zona ya que un servidor, estaba debajo del árbol que asoma sus ramas por arriba de la escena, y el siguiente árbol que había más abajo entraba en el encuadre por la parte baja de la muralla. Además de esta foto, tengo otra que hice con la espadaña de la iglesia de San Lorenzo donde aparece otro pájaro en la foto. Si tengo en cuenta que la foto está

Flujo de trabajo


La fotografía no es solo hacer fotos. La mitad de la fotografía digital es realizar una correcta gestión de nuestro banco de imágenes, apoyado en una correcta configuración de las herramientas de revelado digitales. A esto lo llamo o le dicen, flujo de trabajo y es el proceso que va desde la descarga de nuestras fotos al ordenador, hasta su preparación para impresión. En fotografía analógica también pasaba lo mismo, esto no es nuevo.

De nada sirve que tengamos una cámara y un objetivo espectaculares si luego gastamos un monitor de medio pelo y un ordenador que no soporta la gestión de nuestros archivos RAW. Todo debe ir cogido de la mano y la misma importancia debe tener el equipo para hacer fotos como el equipo informático para su revelado.

Para desarrollar un flujo de trabajo siempre me he basado en el fotógrafo Jose María Mellado y sus libros de Fotografía de alta calidad, donde habla con un minucioso detalle, sobre todo el proceso de configuración de nuestros equipos, características técnicas, calibrados de pantalla, configuración de programas y un sin fin de datos que nos dan ideas para crear nuestro proceso a razón del equipo informático y fotográfico que dispongamos. 

Aparte de que su fotografía me guste más o menos, a día de hoy si tengo claro que es el autor con más experiencia y conocimiento en esta materia. Sus libros no tienen un lenguaje muy técnico y junto a José Benito Ruiz son los dos faros fotográficos que he seguido a pies juntillas desde que comencé a fotografiar con cordura y uso de razón.

A continuación os relato mi forma de trabajar después de hacer una fotografía.

Como descargo las fotografías

La descarga de imágenes la hago a un disco externo portatil, a través de la aplicación EOS Utility de Canon y con la cámara conectada al pc.

En el disco externo tengo configurada la carpeta de almacenamiento que arranca con el nombre "fotografías", dentro de ella hay una carpeta por año y dentro de cada año una serie de subcarpetas con la fecha del día de captura de las fotografías.

Tengo configurado EOS Utility para que una vez conecto la cámara al pc, automáticamente se arranque el programa y aparezca en el escritorio. He configurado la carpeta de destino para el alojamiento de las imágenes, el nombre de la carpeta donde se almacenan las fotos en el disco y renombro los archivos incluyendo la fecha del día de captura al número de imagen. 

Este proceso es rápido y fiable, solo se tiene que hacer la primera vez que instalas el programa y lo configuras a tu gusto. Una vez hecho esto, cada descarga es conectar la cámara al ordenador y listo.


Como gestiono las fotografías

Al tener las imágenes en un disco duro separadas por fechas, necesito una herramienta que me permita ver todos los ficheros y dar un sentido a su organización, catalogación y búsqueda si fuera necesario.

Después de buscar y probar hasta la saciedad muchos programas, opté por utilizar Adobe Lightroom. A día de hoy no conozco otro programa tan cómodo y práctico para la gestión de mi archivo. Reconozco que no va todo lo rápido que quisiera, pero la razón la tengo en mi ordenador que con 4gb de RAM se queda corto para manejar este programa con la soltura que necesita.

Como el programa lo tengo configurado de la manera que necesito, solo me preocupo de sincronizar la carpeta del año con el cual trabajo y Lightroom se encarga de subir las previsualizaciones inteligentes y las 1:1. Una vez tengo las previsualizaciones me limito a crear una colección con su fecha, poner las etiquetas necesarias para buscar los archivos, y reviso las fotografías con las herramientas de clasificación para asignar cual va a revelado, las que van a privadas o cualquier otro destino.

Solo se pierde tiempo en la primera importación debido a la configuración de todo el proceso, una vez hecho, el resto de subida de imágenes es sencilla y rápida. De esta manera puedo encontrar una foto fácilmente con una infinidad de opciones en la búsqueda del archivo que quiero.


Revelado

Como mi ordenador a día de hoy no tiene las características necesarias para utilizar Adobe Lightroom y Photoshop simultáneamente, me limito a realizar el revelado en Lightroom. En el módulo de revelado manipulo la imagen a mi gusto tanto en luz, color, contraste, zonas, etc.

El último paso del revelado es el enfoque sobre la imagen, una vez lo hago, otorgo un color que tengo definido para saber que esa imagen ya está terminada y solo me falta realizar la exportación del archivo.

Si la imagen va destinada a impresión miro la prueba de impresión con el perfil ICC que va a ser impresa para realizar alguna corrección sobre ella. Si la voy a dejar en el ordenador o termina aquí en el blog, solo me quedaría pasar por los servicios de publicación que tengo configurados para decirle el tamaño y la resolución que va llevar el jpg.


Exportación de archivos

Como escribo más arriba, si la fotografía va a impresión preparo una exportación individual por archivo asignando las medidas, resolución y perfil de color que llevará la imagen para su impresión.

Si la fotografía solo la voy a publicar en pantalla, tengo configurados varios servicios de publicación con distintas medidas y que están vinculados a un servicio de almacenamiento en la nube. Buscando en filtros, selecciono el color asignado para revelado y que aparezcan las imágenes reveladas. Solo me queda llevar cada foto a su servicio de publicación, una vez hecho este paso visito cada servicio de publicación y pincho la opción de exportar.

Una vez terminada la exportación ya tengo mis fotografías en la nube y dispuestas para utilizarlas en cualquier momento o publicarlas donde estime oportuno.



A groso modo, este es mi flujo de trabajo creado en base a los libros de Jose María Mellado. Está hecho para gestionar mis fotografías de un modo rápido, sin problemas y sin dejar fotografías perdidas en ningún sitio de mi pc. Cada apartado daría para un desarrollo mucho mayor del proceso, pero no todos tenemos las mismas necesidades a la hora de fotografiar y gestionar nuestros archivos.

Mi consejo es que te hagas con el libro "Lightroom revolution" o "Los fundamentos de la fotografía", si pueden ser ambos mucho mejor. Una vez los leas saca tus propias conclusiones y crea tu forma de trabajar según tu equipo fotográfico e informático. Por muchos videos que veas en Youtube o revistas que leas, no te solucionarán las dudas del todo.

Si algún lector quiere que escriba sobre algún punto en concreto de este proceso lo puede dejar en comentarios e intentaré escribir sobre ello en próximas entradas.

Comentarios