Última publicación

La cruz

Esto como se come. Esta cruz por motivos varios del destino, la tengo fotografiada desde todos los ángulos cuando he salido para fotografiar en larga exposición. Hay algo que hace que por este lugar pase en estos paseos en algún momento, bien al empezar, como estoy de camino hacia algún sitio o porque termino en este punto mi ruta. El lunes os comentaba que había visto pájaros en las fotos de este paseo que hice en larga exposición con exposiciones a quince segundos la que menos tiempo tenía. Pues bien, aquí dejo una prueba. La mancha negra que aparece arriba a la derecha es un pájaro, no es un rama de árbol ni cualquier otro artefacto de la zona ya que un servidor, estaba debajo del árbol que asoma sus ramas por arriba de la escena, y el siguiente árbol que había más abajo entraba en el encuadre por la parte baja de la muralla. Además de esta foto, tengo otra que hice con la espadaña de la iglesia de San Lorenzo donde aparece otro pájaro en la foto. Si tengo en cuenta que la foto está

Otiñar


F11  5seg.  ISO100  17mm
Antonio José Muro Sánchez © 2019

F4.0  30seg.  ISO800  17mm
Antonio José Muro Sánchez © 2019



La provincia de Jaén es un diamante por pulir en cuanto a riqueza patrimonial y natural. Es rara la salida fotográfica en la cual, no encontramos algo que nos sorprende y tenemos que apuntar en la agenda otro rincón para visitar la siguiente vez que nos echemos a la calle.

Dentro de las actividades que organizamos en Gran Angular, llegaba el turno de practicar fotografía nocturna y nos pusimos rumbo a la desconocida Sierra Sur de Jaén para fotografiar el castillo de Otiñar. Uno de los cientos de castillos abandonados que aún siguen en pie en esta provincia.

Como es habitual en nuestras salidas que suelen programarse con tiempo, el parte meteorológico no se puso de nuestra parte. El aire y el frío nos hicieron desistir del plan inicial que era esperar a la luna llena para que nos iluminara el castillo, ante la dificultad que presentaba el terreno para utilizar las linternas de manera creativa. Antes de que la congelación nos pudiera, pusimos en marcha el plan B para realizar fotos durante la hora azul y el comienzo de la noche con el objetivo de conseguir alguna estrella o realizar alguna circumpolar.

De lo hecho poco pude salvar, con las manos frías soy un trasto. Tuve problemas con el enfoque y el aire no hacía fácil encontrar un anclaje decente con la cámara y el trípode. Dejo dos muestras de lo hecho esa noche y por supuesto que tenemos que volver, aunque esperemos que la noche sea más agradable que en esta primera experiencia. 

Comentarios